Regalos con propósito para esta Navidad

La navidad es una época de luz, amor y mucha entrega. Momento propicio para compartir lo que hemos cosechado durante el año con todos nuestros seres queridos. En navidad ofrecemos lo mejor de nosotros. Sin duda, Regalar es uno de los lenguajes más genuinos del amor.
Elegir un regalo requiere tiempo y dedicación. Un obsequio que valga la pena y haga feliz a quien lo recibe, implica dedicarte a descubrir que le gusta a esa persona. Conduce a entender cuanto se conoce a quienes prácticamente conviven con nosotros. Te ha pasado que descubres que conoces muy poco a alguien, solo cuando quieres hacerle un regalo? Pues bien, como la intención es lo que cuenta, te presentamos unos cuantos regalos que pudieran parecer comunes pero que van acompañados de propósito e intencionalidad. Estos presentes te permitirán añadir valor a las vidas de quienes los reciban y estar presente en sus recuerdos más agradables. Aquí vamos:

  • Teléfono inteligente: Quien en estos tiempos no depende de estos dispositivos hasta para
    respirar? Y es que más allá de ser un medio para comunicarnos, constituyen una útil herramienta de trabajo. Gracias a ellos y sus múltiples aplicaciones, la vida se hace más sencilla y llevadera para millones de personas en el mundo, acercando a nuestros corazones a aquellos que por una y otra circunstancia, están lejos físicamente. Los hay de múltiples modelos, capacidad, velocidad; a gusto de quien lo vaya a utilizar. Puedes descargar para ese ser querido, alguna aplicación sobre motivación o felicidad; brindando adicionalmente un poco de energía positiva, tan necesaria en estos tiempos.
  • Libros: Son excelentes compañeros de viaje, en una fila de espera, en un consultorio médico. Hoy en día hay cada vez más personas interesadas en leer, sobre todo temas de crecimiento y empoderamiento personal. Los buenos lectores se delatan a si mismos, porque siempre se acompañan de un libro para entretenerse. Si el obsequiado, es amante de la tecnología, siempre podrás regalarle uno o varios ebooks que por un bajo costo podrá tener disponible en cualquiera de sus dispositivos electrónicos. De este modo compartes cultura, amor y gratitud; por un excelente precio.
  • Lentes de sol: Son muy útiles y casi todo el mundo los usa. Son un regalo excelente ya que permiten proteger la vista de los rayos solares, y mantener el rostro relajado y sonriente, además de evitar el ceño fruncido que aparte de crearnos más líneas de expresión, puede mantenernos malencarados durante mucho tiempo. Hay infinidad de modelos y estilos, así que solo debes observar un poco a las personas e imaginarte cuál de ellos le sienta mejor. Con este obsequio regalas al mundo, rostros alegres y ojos más saludables.
  • Maquillaje: Dicen que no hay mujer fea sino mal arreglada. Toda mujer coqueta requiere de maquillaje como artículo de primera necesidad. Todas agradecen infinitamente este tipo de regalo, sobre todo si tiene los tonos y texturas que prefieren. Y para saberlo solo necesitas ver el rostro de la persona. Hay mucha variedad de productos; marcas, usos. Casi todos vienen con nutrientes y protección solar. Muchas marcas ofrecen presentaciones para regalo, que incluyen varios  productos, así que gracias a un regalo como este, tus amigas te adoraran en esta Navidad. Puede parecer frívolo, pero cuando una mujer se siente bonita, su actitud cambia y puede brindar al mundo esa belleza que proyecta a través de su rostro.
  • Tarjetas de regalo: siempre esta esa persona difícil, cuyos gustos son particulares y que por una razón u otra no hemos podido acertar en darles un regalo adecuado. En este caso, las tarjetas de regalo son una excelente opción. Las hay de muchos precios, y con ellas dejas al libre albedrío de quien la recibe, el uso que le dar y lo que decidirá obsequiarse con el monto. Con esto regalas libertad y respeto, además de tolerancia por los gustos y elecciones de tus semejantes.
  • Regalo anónimo: regalar siempre resulta placentero, incluso cuando quien recibe es un desconocido. Puedes regalar compañía, escucha activa, un abrazo o una sonrisa, y lo mejor de todo es que no es necesario esperar Navidad, lo puedes hacer siempre y cada vez que se te antoje. En Navidad al igual que en cualquier otra época vienen al mundo muchos niños en condición de  pobreza y carencias de todo tipo. En honor al niño Dios que también nace en nuestros corazones y a Santa Claus cuya generosidad nos ha traído muchos regalos, tú también puedes hacer una diferencia en la vida de estas familias; haciendo una pequeña canasta con artículos para bebes: una toalla, baberos, mantitas, calcetines, alguna fórmula láctea, un biberón; o lo que se te ocurra pueda ayudarles y traerles un poco de alegría. Compartir lo que tienes con los más necesitados, puede hacer más abundante tu existencia. Si no lo crees, hazlo por prueba y dinos como te va el próximo año.

Feliz navidad

Por: María Milagros Ledezma Machado
Instagram: @milicolor