Así comenzó mi vida con la cámara Canon Rebel T3

Hace unos días mientras tomaba el desayuno, me dispuse a disfrutar de uno de mis canales favoritos y en él, casualmente transmitían un programa que me llevó de inmediato a la reflexión de mi existencia y sus atavíos, lo que usualmente hago en las mañanas, en él el interlocutor hacia una especie de monólogo personal de su propia visión de la vida, en el que parecía perderse mientras buscaba lo que él llamaba aquel momento que considerara el comienzo de la vida, sin éxito y sin esperanzas de lograrlo por lo que parecía ser la costumbre, mientras tanto que, del otro lado, estaba yo intentando dar en mi cabeza, en todos los archivos, con ese  momento de la vida que había sido o que significara para mí el inicio; y me halle frente al recuerdo de aquel instante en que logre conseguir la primera cámara que me llevo a reafirmar y si se quiere dar el primer paso hacia uno de mis sueños. La cámara Canon T3, es una herramienta que me ha permitido recrear ideas y llevar a cabo proyectos que con el tiempo me había ido proponiendo, pero jamás terminaba de concretar por mis escasos conocimientos en el campo y que como amateur me negaba a dar esos primeros pasos torpes, incluso, y sin ir demasiado lejos, está esa “simple” actividad de retratar los grandes momentos de otras personas, los que a su vez pudieron significar también el momento de inicio para ese otro en la red de situaciones que te van definiendo hasta llevarte al gran nirvana de la existencia.

Recuerdo que en todas las veces que me dedique a investigar sobre ella, cada vez iba consiguiéndole más ventajas, lo que a su vez fue convirtiéndola en el objeto de deseo que necesitaba para llevar a cabo mis planes y apropiarme de aquella tan soñada fantasía de transformarme en una fotógrafa profesional  y de reinventarme con la ciencia detrás de unas cuantas lentes y la ilusión de la óptica.

La Canon T3, es una Cámara que con sus cómodos ajustes se puede fácilmente convertir en la mano derecha, si así se quiere, de cada peregrino que va haciendo su camino, o el que como otros, está buscando el comienzo de su vida, al menos en el largo trayecto que le depara el arte de dibujar con la luz, al que disponga hacerse del oficio; destinada a cumplir sin mucho rollo (valga la redundancia) con la tarea de trasladar la impresión del ojo a la realidad.

Y fue así como en poco tiempo me dispuse a cada día ir sumando más experiencias de su lado e ir descubriendo con su ayuda un mundo que siempre estuvo esperándome con los brazos abiertos. Me gusta hablar de ella como una herramienta que me permitió aproximarme a la meta, experiencia que dentro de muchas otras colaboro con ese primer punto de partida. La canon T3 es práctica y sencilla, pero especialmente útil para dar un vistazo del sueño y que hasta cierto punto me evito seguir los pasos desesperanzados de aquel joven del cual aprendí, que hay maneras diferente de interpretar el mundo cuando falta aquel propósito para habitar en paz nuestro espacio.

Además, su accesibilidad económica no significa la bancarrota, por temas de mejoramientos de esta marca, una de los rivales en la contienda de calidad y precisión con su competencia directa, la Nikon; el coste de esta cámara en especial, es bastante amigable con el bolsillo de cualquier persona que se esté haciendo la idea de aproximarse a vivir más de cerca la experiencia Canon, ya que su precio es económico, por lo que ese sueño de secundaria de ser fotógrafo, o incluso de ese proyecto que al igual que yo tienes en mente pero no te atreves, no es tan inalcanzable, puedes comenzar un plan de ahorros y en poco tiempo serás el dueño de una de las mejores y más cómodas cámaras de la gama de productos de esta marca.

Asimismo tiene una calidad optima para realizar tomas audiovisuales, cumple a cabalidad lo que tiene que hacer, y no dejara de sorprenderte con su amabilidad para darte un buen resultado sin demasiado esfuerzo, sus opciones manuales tienen unas cuantas limitaciones pero toda su bondadosa resolución la convierten en la mejor amiga que puedas tener, si aprendes con ella, aprendes bien. Trae un flash  incorporado que también facilitara las cosas en momentos de poca luz, y en los de creatividad puedes divertirte intentando nuevas posibilidades con los juegos de luces.

Muchas veces en la vida dejamos pasar oportunidades que pueden significar ese comienzo, el salto que muchos sueñan pero que pocos dan, y seguir con la vida así como aquel muchacho del programa que hacia una desesperanzada observación de lo que significa la ausencia de propósito o destino, y como al final, simplemente se fue haciendo la idea de acostumbrarse y dejo de intentarlo sin descubrir jamás cual era ese momento.

La vida son esos instantes en que te decides y vas por todo con lo que quieres, de eso se trata supongo, y que mejor forma de lograrlo que abriéndole una rendija a ese espacio de creatividad y ciencia que se esconde detrás del mundo de la magia de los lentes, nunca se sabe que situación puede convertirse en el comienzo, el instante que te lleve a considerar que definitivamente has dado el primer paso de la vida, y que poco a poco vayas más cerca de aquel sueño que dejaste llenar de polvo por tantas otras preocupaciones, dale una oportunidad y comienza a dar los pasos necesarios para hallar el punto de partida de tu vida y toma la riendas, constrúyete poco a poco y no olvides hacerte la pregunta cada vez que tengas una pequeña reflexión, qué momento significa para ti el inicio de la vida, no vaya a pasar que un día no puedas despertar mas y ya se hayan esfumado todas las posibilidades de hacer algo y no simplemente existir.

Por: Alifer Maldonado

Instagram: @lilijms